miércoles, marzo 29, 2006

HIMNO A SATÁN

Tú que eres tan sólo
una herida en la pared
y un rasguño en la frente
que induce suavemente a la muerte:
tú ayudas a los débiles
mejor que los cristianos
tú vienes de las estrellas
y odias esta tierra
donde moribundos descalzos
se dan la mano día tras día
buscando entre la mierda
la razón de su vida;
yo que nací del excremento
te amo
y amo posar sobre tus manos delicadas mis heces.
Tu símbolo es el ciervo
y el mío la luna: que caiga la lluvia sobre
nuestras faces
uniéndonos en un abrazo
silencioso y cruel en que
como el suicidio, sueño
sin ángeles ni mujeres
desnudo de todo
salvo de tu nombre
de tus besos en mi ano
y tus caricias en mi cabeza calva
rociaremos con vino, orina y sangre
las iglesias
regalo de los magos
y debajo del crucifijo
aullaremos.

Leopoldo María Panero

6 comentarios:

tomate dijo...

Poco a poco Vane se va dejando seducir por el lado oscuro de la poesía. Aunque sea hilando discusiones sobre sobre como se debe declamar un poema. ¿Encabalgamiento semántico o no? ¿Respiración al ritmo que se supone que marca el poeta o no? Esa es la cuestión.
Y Leopoldo seguirá emocionándonos con sus versos, aullando su risa en lo más profundo de nuestros corazones.

Pura Vida desde la mala espina.

vanmar dijo...

Estoy sin palabras frente a este poema...

d... dijo...

El lado oscuro de la poesía? No imaginas cómo me gustaría discutir eso contigo...
En cuanto al poema tengo una opinión personal que, de momento, no voy a desvelar para no causarme, de momento, enemistades... aunque ya sabéis que también estaré encantado de discutirlo...
Y también me encantaría discutir la discusión sobre la declamación de la poesía...
Pero, de momento, me callo...
Por no discutir...

vanmar dijo...

Vale por no discutir, pero yo quiero discutir...
Quiero que alguien me abra los ojos frente a este poema. Porqué esos símbolos?, el ciervo y la luna? Se refiere a Artemisa, diosa de la caza? A los sacrificios paganos de ciervos bajo la luna? Pero entonces porqué es el ciervo Satán y no Panero?

En fin, sin palabras...

tomate dijo...

Habla habla, que no queden esas palabras en tu garganta!
Y discutamos en el mejor sentido de la palabra, alrededor de esa hoguera ardiendo que es Leopoldo María Panero.
Pura Vida.

jorgeleiro dijo...

bueno en primer lugar llegué aquí por alguna coincidencia de gustos literarios, y sigue la coincidencia al encontrarme un poema de L.M.Panero (súcubo de mi devoción)y gente intentando entrar en el complejo mundo de Leopoldo, bueno volveré otro día que para ser el primero ya barrené bastante