viernes, marzo 23, 2007

Acaban de operar al abuelo, está bien, ya sabes que siempre fue muy fuerte. La abuela no está tan bien, ha engordado mucho y cada día se rie menos, quiere otro bisnieto...
Mamá llora todas las semanas, a pesar de todo te echa de menos, ya no recuerda ni buenos ni malos momentos, pero sigue como siempre, con ese carácter intratable y adorable al mismo tiempo. Alber está encontrandose, a veces viene y otras va, pero, recuerdas? siempre tuvo la cabeza bien amueblada.

Perdona que no vaya a verte, que no te lleve flores, ya sabes que nunca me gustó sentarme sobre frío. Yo estoy bien, intentando dar otro punto de inflexión a la recta de mi vida, intentando encontrar ese lugar que no existe. Con la cabeza bien alta y el mundo a mis pies. Cada día soy más libre, cada día disminuye la importancia de las cosas. Me he graduado, me he mudado, he vuelto a poner nuestro acuario, por fin criaron los guppys! Igual de flaca y con la mirada algo más triste, pero sigo aquí, pensando en ti, en tus manos, tus guisos, tus palabras... en que cada día queda menos para verte, para tenerte entre mis brazos...

1 comentario:

Sesé dijo...

Dile también que hizo bien su trabajo, que la gente te quiere y que se puede sentir orgulloso de ti. Muy orgulloso.