martes, marzo 20, 2007

Hacía tanto tiempo que no había lágrimas en mis ojos que me han escocido como si fuera la primera vez...
A veces busco excusas para llorar porque tengo tanto dentro que no se cómo empezar, la excusa de hoy, poner Los puentes de Madison.
Gracias Leti.

5 comentarios:

Cierro comillas dijo...

Todos lloramos pero lo realmente bueno es saber llorarse.
Hace bien, nos arma y nos impulsa.
Llorate con ganas y sin excusas.
Besos y pañuelos.

vanmar dijo...

Necesito kilos de pañuelos, muchas gracias... se aceptan más donaciones...

Caminante (El chico que camina) dijo...

Yo ante esa situación preparo una comida con mucha cebolla... empiezas picando la cebolla y luego ya no paras.

Hace poco he descubierto que llorar no es tan malo. Especialmente si lo haces al lado de alguien que también llore.

Búscate un compañero de lloros.

Desde aquí, mi hombro, mis pañuelos, mis abrazos...

vanmar dijo...

Siguiendo tus consejos hoy he decidido cocinar patatas a lo pobre, con más cebolla que patata...

mar dijo...

yo soy otra melancolica,que cuando necesita llorar recurre a los puentes de madison,es la excusa perfecta para llorar sin tener que dar explicaciones.